OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lo primero que debemos decir es que estas y otras respuestas pueden encontrarse mucho más desarrolladas si lees y profundizas en Ágora marianista, en sus distintas secciones, pero de una manera especial en Espiritualidad (Escritos, El Carisma marianista, El espíritu de María, El espíritu de fe y oración, La Misión, La Vocación, La Historia…). Pero en fin, vamos a las doce preguntas básicas…

  1. ¿Qué es eso de S.M.?
  2. ¿Por qué lleváis un anillo en la mano?
  3. ¿Cómo nacisteis en España?
  4. ¿La misma Consagración que todos en la Familia? ¿Cómo es la consagración íntima de un religioso?
  5. ¿Quién es Jesús para vosotros? ¿qué significa seguirlo en la SM?
  6. ¿Cómo oráis cada día? ¿cómo celebráis la fe?
  7. ¿Cómo se puede decir que tenéis una comunidad, si cambiáis a menudo?
  8. Los Religiosos marianistas ¿qué misión tenéis en la Iglesia?
  9. ¿Por qué decís que “el espíritu de la Compañía es el espíritu de María?
  10. ¿Qué es eso de la “composición mixta” de la Compañía de María?
  11. ¿Por qué consideráis tan importante que la Iglesia reconozca el martirio de vuestros hermanos que murieron violentamente?
  12. ¿Cómo se sabe si el Señor me llama a ser religioso marianista?
  1. ¿Qué es eso de S.M.?

A alguno le hemos oído decir: SM significa “somos marianistas”. Pues no, no significa eso. Es una sigla, abreviatura del título de nuestra congregación religiosa en latín: “Societas Mariae”. En español se traduce siempre “Compañía de María”, aunque en otras lenguas como el inglés o francés aparece como “Sociedad de María” (Society of Mary, Société de Marie). Es interesante recordar que en nuestros orígenes tanto nosotros como las hermanas marianistas, formábamos un único grupo llamado “Instituto de María”. Eso lo puedes leer en la historia fundacional (biografías de los Fundadores en Ágora). En cualquier caso, la sigla SM en nosotros es una referencia carismática fundamental porque dice que somos hijos de María, y formamos una alianza con Ella, estamos consagrados a Dios, dedicados a Ella, guiados por su fe y su “haced lo que Jesús os diga”. Y por supuesto, S.M, es también un Grupo editorial y una Fundación, pero esa es otra parte de la historia.

  1. ¿Por qué lleváis un anillo en la mano?

La fotografía que encabeza esta página es una preciosa imagen de nuestro Bicentenario: son las alianzas de las hermanas y de nosotros. En un encuentro internacional de los jóvenes religiosos y religiosas marianistas (“Horizontes”) se les ocurrió quitarse los anillos y juntarlos todos para presentarlos en el ofertorio en una Eucaristía, y ahí están… Llevamos un anillo igual que un matrimonio lo lleva: no porque sea un adorno bonito, sino porque es una “alianza”, es un compromiso fuerte y permanente. En el caso del matrimonio, con la pareja; en el caso nuestro, es un compromiso con María y con la SM. La alianza en la mano está unida a un voto especial que hacemos, que se llama “Estabilidad” y que expresa ese compromiso misionero. La alianza la llevamos desde que hacemos nuestra profesión definitiva o perpetua.

  1. ¿Cómo nacísteis en España?

Los religiosos marianistas llegamos a España en 1887, fundando el colegio “Santa María” de San Sebastián, y al año siguiente el de “San Juan Bautista” de Jerez de la Frontera. En 1895 se creó ya la provincia de España. Fue un caso único, que en tan pocos años se hiciera ya autónoma la Unidad en la SM. Pero fue con el P.Domingo Lázaro como primer provincial español, cuando la provincia adquirió su mayoría de edad. En 1932, ante las leyes antirreligiosas, decidimos fundar fuera de España por si teníamos que huir de aquí: y se fundó en Argentina. Los años de la guerra civil (1936-39) fueron un crisol de fortaleza y amor y varios hermanos sellaron su fe con el martirio. Siete de ellos han sido declarados beatos. En 1950 a causa de la expansión de personal y misión, de una provincia se hacen dos: “Madrid” y “Zaragoza” (mitad occidental y oriental de la península).

En esos años se va consolidando una de nuestras obras más importantes: Ediciones SM, que luego se integra en la Fundación SM. Esta fundación supone una iniciativa muy novedosa en España: una empresa de Iglesia que dedica todos los fondos obtenidos para promover la cultura en el campo de la Educación y para los más necesitados. Es una de las misiones de las que nos sentimos más orgullosos y comprometidos. Al cabo de los años, ambas provincias siguen fundando en Latinoamérica (Chile, Colombia, Brasil, Cuba), incluso en África (Marruecos), prestando servicio en otros países como Polonia, Guatemala, India, y en tareas de formación y gobierno de la Compañía (Seminario internacional y la Administración General, en Roma). En 2011, fruto de las iniciativas de reestructuración misionera de la SM en el mundo, ambas provincias se funden para dar a luz a la nueva “provincia de España”. En 2017 cumpliremos 200 años como Compañía de María.

  1. ¿Vivís la misma Consagración que todos en la Familia? ¿Cómo es la consagración íntima o particular de un religioso?

A la primera pregunta hay que responder que efectivamente, como cristianos TODOS tenemos una misma y única consagración a Dios por el BAUTISMO. Y en la Familia Marianista, TODOS como marianistas hacemos una misma consagración a Dios en alianza con María. De hecho, los primeros que se consagraron así, fueron los seglares (Burdeos, 1801). Desde ahí, todos los que hemos ido naciendo después (las hermanas FMI y los hermanos SM) hacemos todos los días por la mañana, la “Oración de consagración marianista”.

Ahora bien, cada forma de vida en la Iglesia tiene un “camino de consagración” particular: la de un matrimonio es su entrega a su pareja y su vida de familia con los hijos; la de un célibe seglar es su compromiso de vida en su comunidad de referencia; la de los religiosos/as marianistas, la consagración por medio de la “PROFESIÓN RELIGIOSA” (viviendo los “Consejos evangélicos”, que son como las “marcas” de la vida de Jesús: pobre e itinerante, entregado por amor a los demás, enviado por el Padre a la misión).

Es una consagración que tiene sus raíces en el Bautismo y que vivimos UNIDOS A TODOS en la Consagración marianista del Carisma.

  1. ¿Quién es Jesús para vosotros? ¿qué significa seguirlo en la SM?

¡Vaya pregunta! Eso lo tiene que responder cada uno, cada una. Pero está claro, que si no es por Jesús, por estar enamorados de su persona, de su Evangelio, si no es por estar llenos de su Espíritu cada día, no es posible vivir como religiosos marianistas. Si Jesús no es quien me mueve y me da vida, es inútil seguir aquí un minuto más. Pero si es Él quien me llena totalmente, entonces seguirlo es la aventura más crucial y preciosa de nuestra vida. Ahora bien, no se puede seguir a Jesús “por libre”, sino comprometido con otros seguidores suyos. Es decir, no es posible más que apoyado, enriquecido, marcado, por la otra aventura que es la de “SU COMUNIDAD”, su gente, la IGLESIA. Cuando miro y remiro cómo creyó Chaminade o creyó Adela en Jesús, mejor me doy cuenta que ellos se jugaron la vida no por un Jesús “aislado” o encerrado en un nombre o un evangelio-idea, sino que arriesgaron en comunidad y por una comunidad tal como la quería Jesús. Ellos fueron testigos de Jesús, pero lucharon en Iglesia, y en un momento en que la fe y la Iglesia -¡a la par!- estaban en trance de desaparición. Así, tal como suena (¡léete la historia fundacional!). O sea que seguir a Jesús solo me llena si lo hago en Iglesia y por una Iglesia mejor

sm2  velas1

  1. ¿Cómo oráis cada día? ¿cómo celebráis la fe?

Pues oramos como el Espíritu nos impulsa… Lo más importante es vivir en la presencia de Dios. Eso es Chaminade puro. Él difundía un método que se llamaba “Fe y presencia de Dios”, y es una forma de percibir la presencia cada día y dejar que el Espíritu ore a lo largo del día en ti. Pero por supuesto, dedicamos en comunidad un tiempo prolongado para orar en silencio y para celebrar compartiendo. Un rato por la mañana y otro por la tarde. Nuestro primer compromiso es una hora de oración en silencio. Lo del “silencio” es muy marianista: Chaminade y Adela hablaban de “cinco silencios” (Ágora/Espiritualidad/Escritos fundacionales). Pero en clave de oración, “silencio” significa, callar, acallar tu coco, tu imaginación, tus ideas, tus pasiones, para dejar que Dios hable. Porque Dios habla… Pero claro, hay que darle TIEMPO. Y hay que escribir lo que Él va diciendo. Y hay que saber discernir e interpretar su palabra en tu interior… En fin esto es otra aventura… Hay que aprender a orar y discernir. En la Iglesia hemos tenido buenos maestros en esto…

Y por supuesto la EUCARISTÍA como cima y cumbre del día. Algunos la celebramos en nuestra casa, otros en la parroquia, con la comunidad cristiana. Eso es lo de menos. Lo importante es vivir y celebrar el misterio de que Él se entregó como servidor y nos dio la Vida para que hiciéramos lo mismo. Por eso no es posible celebrar diariamente la Eucaristía si luego no estás en servicio a los demás…

 

  1. ¿Cómo se puede decir que tenéis una comunidad, si cambiáis muchos a menudo?

Pues porque la comunidad grande, la “provincia” es nuestro “habitat” durante toda la vida. Nos sentimos profundamente unidos a todos los hermanos, aunque a veces nunca hayamos vivido con algunos. Eso es un misterio, pero es verdad. ¿Cómo es posible que mantengamos los lazos de fraternidad tan fuertes, separados físicamente? Pero es que es así. La comunidad local es clave y es tu día a día, y en ella te implicas totalmente, pero sabiendo que mañana puedes estar en otra, y luego en otra. ¡Y siempre estás en la misma, que es la Comunidad provincial! Y te alegras de volver a ver a tus hermanos que están lejos, cuando os encontráis en asambleas, reuniones, ejercicios, o misiones compartidas… Esto es un reflejo de lo que es la Iglesia, claro. ¿Comprometidos unos con otros, cuando el grupo lo componen 200 personas? Claro que sí. Y además los nombramos cada día en la Eucaristía por los cumpleaños, o en los acontecimientos de cada uno… Chaminade tenía la costumbre preciosa de poner sobre el altar una hoja con los nombres de todos los congregantes seglares en la Magdalena de Burdeos, mientras celebraban… ¿Te sabes los nombres de todos? Pues claro, y de muchos, muchas cosas más… Son mis hermanos.

sm1

                               “Horizontes” 2011. Encuentro religiosos y religiosas marianistas.

 

  1. Los Religiosos marianistas ¿qué misión tenéis en la Iglesia?

Hay en Ágora una sección (Espiritualidad/La Misión) que lo explica todo detalladamente, tanto en lo que se refiere al “carisma misionero” propio de la Familia marianista, como a la “Pedagogía marianista”, en la que nos hemos implicado tanto religiosos como religiosas en nuestros colegios y formas diversas de formar a la persona, y formar en la fe. Por eso en estas líneas solo habría que añadir lo específico de la Compañía de María en España. Y tampoco podemos hacer historia, sino atenernos a la misión actual.

Lo primero que debemos afirmar es que la SM en España es misionera sin límite de edad. No hablamos de trabajos o actividades, en los que uno se implica según la edad, estudio, o competencias. Eso cuenta, es evidente. Pero todo religioso marianista está en “misión permanente” hasta el fin de sus días, incluso aunque solo pueda orar y acompañar con su testimonio y presencia. Y además TODAS las comunidades de la Compañía, hacen anualmente un PROYECTO MISIONERO, que tiene en cuenta las actividades propias de un colegio o una parroquia, pero que no se circunscribe solo a eso. TODA COMUNIDAD está en misión.

En España en este momento la Compañía anima y acompaña la misión educativa de muchos seglares y religiosos (profesores, monitores, personal de administración y servicio) en 17 COLEGIOS. Todos ellos funcionan en RED, para ayudarse en su pedagogía, recursos humanos, formación del profesorado, líneas metodológicas, pastoral, y presencia de identidad del Carisma marianista. También animamos las comunidades cristianas de 8 PARROQUIAS en España, una en Brasil y dos en Cuba. Pero la obra misionera más grande por personal y por repercusión internacional es sin duda el GRUPO EDITORIAL SM Y LA FUNDACIÓN SM. Ya que es en realidad una empresa eclesial de cultura y fe, que produce libros y material educativo, y que apoya con recursos y premios a personas y entidades diversas en el mundo de la educación. El Grupo SM a través de la editorial PPC está también presente en la edición de libros religiosos (espiritualidad y pastoral) y de revistas como “Vida nueva”, semanario de actualidad, opinión y formación en la fe y la misión eclesial. El GRUPO SM y la FUNDACIÓN SM están presentes y producen libros, revistas y proyectos culturales en España y en 8 países de Latinoamérica, donde hay equipos propios en cada país.

 

  1. ¿Por qué decís en vuestra Regla de vida que “el espíritu de la Compañía es el espíritu de María?

Porque así se resume el carisma, el don de Dios, que nos vino a través de nuestros fundadores, G.José y Adela. Te invitamos a acudir a Ágora/Espiritualidad, donde hay una sección llamada “El Carisma marianista” y dentro de ella “El espíritu de María”. Tras leerlo nos puedes decir: bien, pero eso se puede aplicar a TODA LA FAMILIA MARIANISTA. Y es verdad. Pero es que nosotros, la SM, queremos estar al servicio de toda la Familia desde este “espíritu de María”. Ya sabemos no es una pura “devoción a María”, por muy importante que sea este carácter afectivo y relacional con Ella. Una vez, un religioso sm de los primeros discípulos de Chaminade, se atrevió a “corregir” al superior general de entonces porque este decía que lo nuclear de la SM era la devoción a María. Y él dijo: eso está muy bien, y la Iglesia lo ha practicado siempre, pero lo verdaderamente carismático y que viene del fundador no es eso. Es que gracias a María, por María, nos formamos para ser como Jesús y hacer lo que Él nos diga. Y nos fijamos en el estilo de vida de Ella, que es su fe, su Sí a Dios, su espíritu interior, su disponibilidad al amor del Padre en Ella, su servicio misionero al ir a visitar a Isabel, su saber estar y permanecer, junto a la cruz de su Hijo, y junto a la Iglesia esperando y recibiendo el Espíritu en Pentecostés. Ese es el “espíritu de María”. Así es nuestra “devoción” a Ella. ¡Menuda devoción más activa, comprometida, transformadora de nuestras vidas, y misionera! Por eso hacemos una “alianza” con María. Así puedes unir “espíritu de María” con “alianza con María.

 

  1. ¿Qué es eso de la “composición mixta” de la Compañía de María y por qué es un distintivo vuestro?

También en “Ágora/Espiritualidad” hay una sección sobre esta estructura propia de la SM (ver en “La Familia marianista/La Vocación marianista/La Composición mixta). Esta aventura de formar una congregación con laicos y sacerdotes en plan de igualdad era una iniciativa audaz de Chaminade. Tan audaz y rupturista (porque rompía con el modelo clerical imperante en la Iglesia) que la Santa Sede se resistía a aceptar, por ejemplo, que un religioso laico pudiera ser nombrado superior de una comunidad donde había religiosos sacerdotes. Roma decía: un sacerdote no puede estar como “súbdito” de un laico. Chaminade decía: ¿Por qué no? Los sacerdotes y laicos en mis comunidades marianistas vivirán como iguales (aunque los sacerdotes, evidentemente, tengan un “orden sacramental” propio, para celebrar, absolver, etc). Pero eso no quita para que todos en la comunidad sean iguales. Y en las demás cosas, un laico puede recibir la misión de coordinar y estar al servicio de todos en la comunidad.

Por supuesto, la Santa Sede, “se rindió”, aceptó nuestra “composición mixta” que es un auténtico TESORO. Es un sello de una nueva manera de entender la Iglesia, más igualitaria, más compartida. Y además nos ha salido muy bien. Además de igualitaria, la “Composición mixta” establece “paridad”: es decir, en los órganos de gobierno general y provincial, y de representación parlamentaria (Capítulo) o de equipos de formación inicial (Noviciado), tiene que haber el mismo número de sacerdotes que de laicos. ¡Estamos contentos con nuestro modelo de Iglesia!

  1. ¿Por qué consideráis tan importante que la Iglesia reconozca el martirio de vuestros hermanos que murieron violentamente?

Los mártires son los primeros testigos de la fe, los que desde los orígenes de la Iglesia recordaban cómo amó Cristo: entregándose por todos. “Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo” dice Juan en el comienzo de la Pasión (Signo del Lavatorio. Jn 13). ¿Cómo no íbamos a considerar importantes a nuestros mártires marianistas? Hemos tardado en tener testigos de muerte cruenta, aunque lo verdaderamente importante es ser testigos cada día con nuestro amor. Pero una vez que unos cuantos han dado así su vida, en los conflictos, persecuciones y holocaustos, y la Iglesia los ha reconocido como tales… sus nombres están inscritos en un libro especial, como dice el Apocalipsis. Y sus rostros han sido colocados en nuestras capillas, para recordar que amaron como Jesús y nos ayuden a amar así. Carlos, Fidel y Jesús, en Ciudad Real; Miguel, Sabino, Florencio y Joaquín en Madrid; también Santiago Gapp, ejecutado en Berlín, nos toca muy de cerca pues aparte de ser un mártir marianista vivió refugiado entre nosotros, perseguido por los nazis, hasta que fue engañado y entregado a la Gestapo en la frontera de Irún. En Ágora están sus biografías (Espiritualidad/Páginas de historia marianista) y fotografías de ellos y sus vidas (Portada/Galería de imágenes).

 

  1. ¿Cómo se sabe si el Señor llama a alguien a ser religioso marianista?

¡ Pues igual que uno sabe que otra persona me atrae para comprometerme con ella y casarme, o entregarme a una misión común con alguien ! Es una cuestión de enamoramiento. La Vocación es una atracción de amor. No hay llamada sin pasión de amor. Este año los religiosos hemos recibido un regalo de Roma, en forma de documento, que es el Cantar de los cantares como parábola de la VC (“Contemplad” 2016). Uno comprende así por qué el Cantar ha cautivado tanto a los místicos, a Teresa o a Juan de la Cruz… ¡Porque les daba la clave de su vocación! Se sintieron llamados por amor y desde el amor…

Bien, esa es la atracción inicial, pero claro, la llamada hay que discernirla, y probarla (descubrir que es auténtica, que se funda en motivaciones verdaderas y que tendrá garantía de consistencia). Eso una pareja lo hace en el noviazgo… Y nosotros en la formación inicial, y especialmente en el Noviciado, que es como el noviazgo de la VC. Todos los religiosos marianistas recordamos nuestro noviciado como la cuna vocacional, pero luego la llamada se va configurando a lo largo de la vida, porque Dios sigue llamando… Y tienes que darle una respuesta, que siempre pasa por los demás. Él te espera en los demás.

Ver además, TESTIMONIOS VIVOS en:

  1. a) “Sermarianista” (Portada de Ágora… o aquí)
  2. b) “El hombre que no muere”. Testimonios de la Familia marianista (Espiritualidad/Tiempo y espacio/Páginas de historia marianista… o aquí)
  3. c) Testimonios de laicos y sacerdotes de la SM en “La Composición mixta” (Espiritualidad/La vocación marianista… o aquí)

 Estos años las dos congregaciones religiosas marianistas, celebramos el BICENTENARIO de nuestra fundación. Primero las Religiosas marianistas en 2016, pues fueron fundadas en 1816 en Agen (Francia) y luego nosotros, la Compañía de María-SM en 2017, recordando nuestra fundación en 1817 en Burdeos (Francia)

 

logobicentenario